Homenaje a nuestros mayores 2015 - Francisco Cayuela y Francisca Pomedio

Publicado en Eventos
Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Homenaje a nuestros mayores 2015
Aqui todas las fotos

FRANCISCO CAYUELA HERNÁNDEZ y FRANCISCA POMEDIO CASTILLO

Francisca Pomedio Castillo nació el 18 de Junio de 1945 en Huércal de Almería, hija de Alfredo Pomedio y Dolores Castillo. Creció en el seno de una familia humilde y numerosa de 10 hermanos. Estudió en la escuela parroquial Santa María de Huércal de Almería hasta los 11 años. Dejó la escuela para incorporarse al trabajo de las faenas de la uva, tomate y naranjas. A los 16 años de edad, conoció a Francisco Cayuela
Hernández, nacido el 29 de Diciembre de 1940 en Pescadería (Almería). Hijo de Juan Cayuela y Mariana Hernández. Él también formaba parte de una familia numerosa de 10 hermanos. Estudió en la escuela de Pescadería hasta los 9 años de edad. Después se marchó a Argelia con su familia, allí estuvo estudiando en el colegio público de Oran hasta los 16 años. Francisca estuvo trabajando en las faenas hasta los 20 años, realizando todo tipo de trabajo en el campo. Francisco empezó a trabajar en Argelia en un laboratorio de vinos hasta los 20 años, edad en que regresó a España para incorporarse como voluntario al ejercito de tierra español, realizando su servicio militar en el campamento Álvarez de Sotomayor en la compañía Nápoles 24. Conoció a Francisca en unos de sus permisos porque su hermana Antonia residía en Huércal de Almería. Estuvo 20 meses haciendo la mili, fue en ese tiempo donde empezaron a conocerse. Su noviazgo duró alrededor de 15 meses hasta que se marchó a Francia para reunirse con su familia. Tuvieron 2 años mas de noviazgo a distancia, 1.500 Km. los separaban, su relación se mantenía por cartas y un par de visitas vacacionales que Francisco le hizo hasta que el 7 de Agosto de 1965 deciden casarse.
Fue una boda humilde pero inolvidable, puesto que casi todo el pueblo participó en ella. Se fueron 3 días de viaje de novios a Málaga. Francisca aún recuerda las cuevas de Nerja. 20 días más tarde, concretamente el 27 de Agosto de 1965, se marchan a Francia a la localidad de Lyon, en donde se instalan e inician su aventura francesa. Empiezan a trabajar cada uno donde pueden hasta que Francisca se sitúa en una gran cadena alimenticia y Francisco de almacenista de repuesto de automóviles, en los cuales estuvieron más de 10 años. A los 2 años de estar en Francia nace su primer hijo, el 28 de Diciembre de 1967con el nombre de Juan Alfredo en honor a sus abuelos. Tuvo una infancia feliz pero siempre echaron en falta sus raíces huercaleñas. Todos los fines de semana visitaban algún rincón de Lyon siempre que el tiempo lo permitiera y se acoplaron bien a la vida francesa, pero los veranos tocaba volver a la tierra, no fallaron ningún año a la cita. A los 9 años nació su segundo hijo, de nombre Alejandro, porque a Francisca siempre le había gusstado...
Hicieron la misma vida, que era trabajar, trabajar y trabajar excepto los domingos que disfrutaban de sus hijos, durante dos años más. Gracias a su esfuerzo sus tres hijos tuvieron una infancia maravillosa y hoy en día gozan de una vida feliz. En 1978 deciden poner fin a la aventura y regresar a casa, ya era hora. Prepararan todo minuciosamente para el viaje de no retorno, el cual se produce el 21 de Diciembre de 1978, llegan el 22 de Diciembre, para instalarse de nuevo en su país de origen España y mas concretamente Huércal de Almería. Ya en Huércal arreglan su piso de la Calle Lepanto, el cual compraron con sus ahorros estando en Francia.
Francisco después de mucho pensar se pone a trabajar de comercial de productos Risi el cual abandonará a sus 65 años para jubilarse. Francisca empezó a trabajar a su par, ayudándole a vender sus productos y repartir bollería y pasteles por las mañanas, también lo dejo a sus 65 años para jubilarse. En 1980 deciden hacerse una casa en El Palomar, un sueño hecho realidad que concluyó en 1985 cuando la familia se mudó al nuevo hogar. TODA LA FAMILIA ayudó para que se hiciese realidad ese sueño. A esta vivienda la bautizaron como “El Cortijo”. Los fines de semana toda la familia se reunían allí para comer arroz. Fueron años muy felices.  El 2 de Marzo de 1988 nació su tercera hija llamada Mariana en honor a su abuela. Pasaron 4 años hasta que nació Francisco el 21 de Octubre de 1992, su sobrino hijo que ha repartido su vida entre Huércal y Roquetas. Pasaron los años y se hicieron mayores. Su hijo Juan Alfredo, hizo la mili voluntario para luego trabajar de comercial y montar su propio negocio que regenta a día de hoy. Alejandro se licenció en Ingeniería Agrónoma y en eso sigue trabajando, Mariana se licenció en Economía y trabaja en Cajamar y Francisco hizo el Grado superior de cocina y trabaja de cocinero en Casa Rafael.
Antes de empezar con los nietos nombraremos a las nueras y yerno, que llevan la carga de soportar a sus hijos. Ellas son Rosi, María y Fran: gracias por ser como sois. El 9 de Abril de 1998 nace su primer nieto de nombre Juan Alfredo como su padre. Estudia 2º de Bachiller y juega al baloncesto, siente pasión por sus abuelos. El 6 de Noviembre del 2009 nació su segunda nieta María, está en primaria y es una gran
gimnasta igual que su hermana Laura, su tercera nieta que nació el 11 de Mayo de 2012, las dos quieren con locura a su lelo y lela. Los tres nietos son los ojos derechos e izquierdos de los abuelos, no los ven
tanto como quisieran, pero siempre están presentes para ellos, todos los días de sus vida.
Sus hijos manifiestan que se sienten muy orgullosos de todo el camino que han recorrido y de la semilla que han dejado en sus vidas. Si hubiera otra vida querrían volver a vivirla con los protagonistas de esta noche, no conciben otra vida sin que Paco y Paca sean sus padres. Por eso sus hijos y todos los que estamos hoy aquí queremos decirle:
OS QUEREMOS.
SOIS DIGNOS DE ESTE MERECIDO HOMENAJE QUE HOY SE OS RINDE CON EL CALOR DE TODOS LOS FAMILIARES Y AMIGOS QUE NOS ENCONTRAMOS AQUÍ PRESENTES.